miércoles, 4 de febrero de 2015

Princesa

Pues no sé qué día sin aviso
y sin invitación a ese compromiso,
entraron en concilio la nación de mi razón
y los territorios de mi corazón,
y decidieron unidos y con certeza
que desde ese momento serías tú su princesa.