miércoles, 4 de febrero de 2015

Este soy yo y no lo soy (actualizado – 19/01/15)

He de reescribir este texto pues es una carta de presentación de mi ser. Yo sólo escribo sobre lo que experimento, y cuando escribí el texto original me encontraba en medio de muchas situaciones de las cuales ya he salido, muchas cosas han cambiado y muchas de esas palabras y frases en el tiempo han perdido validez. Yo quiero presentar a mi yo de hoy y por eso he de actualizar mi presentación. No he de borrar el original pues, sin el pasado no puedes entender el presente. 


Mi nombre es Sebastian y mi apellido Tercero. Soy el tercero en mi vida. Tengo una vida increíble y rara. Rara vez no salgo de casa. Es mi casa mas no mi hogar. Mi hogar extraño. Extraño me es seguir vivo. Vivo pero en un estado deprimente. Soy deprimente pero positivo. Soy positivo y determinista. Soy determinista pero idealista. Soy idealista y además realista. Soy realista y romántico. Soy romántico y detallista, cuando quiero. Quiero a veces. A veces soy un imbécil. Soy un imbécil pero amable. Puedo ser amable y a la vez descortés. Soy descortés pero caballero. Soy caballero pero no de la realeza, de realeza solo tengo el apellido; mas mi apellido no dice quién soy. Soy inteligente pero idiota. Soy idiota pero astuto como un zorro. Soy un zorro pero en el sexo, un lobo perverso. Soy perverso además pervertido, en lo profundo. En lo profundo soy lujurioso. Soy lujurioso pero no depravado. No soy depravado pero si sexoso. Soy sexoso pero inocente. Soy inocente pero culpable. Soy culpable y libre de todo cargo, pero cargo con el peso de ser autodestructivo. Soy autodestructivo mas no suicida. No soy suicida pero lo he pensado. Lo he pensado y soy suicida. Soy suicida pero uno cobarde. Soy cobarde pero atrevido. Soy atrevido pero calculador. Soy calculador y aprovechado. Soy aprovechado pero con ética. Tengo ética pero soy inmoral. Soy inmoral pero honesto. Soy honesto pero tramposo. Soy tramposo pero correcto. Soy correcto pero del modo incorrecto. No soy incorrecto pero sí incorregible. Soy incorregible pero amaestrado. Soy amaestrado mas no tengo amo. No tengo amo y tampoco dueño. No tengo dueño pero soy de Dios. Soy de Dios y de una bella princesa. Es una princesa y yo, un simple plebeyo. Soy un plebeyo pero aun así la quiero. La quiero aunque la conozco poco. Poco a poco me va atrapando. Atrapado me encuentro por su ser. Es un ser interesante y excitante de evidente belleza. De su belleza tengo el gusto; y del gusto de sus labios soy esclavo. Soy un esclavo encadenado con besos. Sus besos son un vicio. Tengo vicios pero no soy enfermo. Ya no estoy enfermo, ahora duermo. Duermo y además sueño. Tengo sueños nuevos pero no los recuerdo. No los recuerdo pero me hacen feliz. Soy feliz, el resto es lo de menos. No echo de menos ni me arrepiento. Me arrepiento de algunos errores. Cometí errores que mis padres no toleran, pues soy el último hijo. No tengo hijos pero soy padre. Soy padre de unos niños que son unos amores. Tuve amores furtivos pero no las amé. Amé a alguien hace mucho tiempo. El tiempo no me preocupa, me preocupa lo que estoy sintiendo. Sintiendo me descubro a mí mismo. Soy el mismo pero mejor. Mejor evito una canción que me recuerda mi estupidez. Mi estupidez es mi ansiedad. Siento ansiedad por estar bien. Bien podría estar peor. Peor es no luchar por lo que quiero. Quiero más cosas en mi vida. Mi vida, la hice un desastre. Soy un desastre en orden. Tengo orden de seguir adelante. Adelante voy con paso firme. Sigo firme a mis ideales. Ideal sería vivir sin necesitar. Necesito un abrazo, un abrazo que tenga calidez, esa calidez que en ella puedo encontrar. Ya no me encuentro con pesar. A pesar de todo aun no me rindo. Rindo cien por ciento de sur a norte, de oeste a este. Este soy yo y no lo soy. Soy lo que necesite ser. Y necesito ser yo. Mucho gusto.